Para nostálgicos el restaurante que solo sirve comida de avión